Back
Back

Cuestionario Daniela Pérez

En tu experiencia, ¿cómo se manifiesta la función social del arte o la arquitectura desde la enseñanza?

No sé si responderé a esta pregunta de forma suficientemente extensiva, sin embargo, me parece que en todas nuestras acciones hay efectos. Es decir, lo que decidamos destacar, presentar, subrayar, mostrar, es ya una manera de tomar una decisión conciente sobre lo que en ese momento nos parece relevante enfatizar por x o y factor. La enseñanza está compuesta de muchos elementos, entre los que se encuentra constantemente una selección de ideas, modelos, métodos, contenidos, acciones… así que supongo que la enseñanza puede optar por múltiples formas o maneras de manifestarse, de representar, de propiciar inclusive en su naturaleza, cambios sociales vinculados al arte o cualquier otra forma creativa. Me gusta pensar que una función social no solamente se enseña, sino que se comparte sensiblemente en esencia también…

¿Puedes mencionar un modelo de enseñanza, proyecto, o texto que consideres relevante para nuestro tiempo y por qué?

El Van Abbemuseum me parece un buen estudio de caso y ejemplo en muchas escalas debido a sus estrategias, constante actualización, imaginación y por supuesto, debido a sus contenidos.

Sin embargo, como caso específicamente concreto me parece que Gustav Metzger encarnó en múltiples formas una manera de pensar más que un modelo, que en este proyecto se comunicaría algún día de forma más efectiva, de poderse llevar a cabo:

Se me ha ocurrido una idea desde nuestra reunión. Me parece que […] podemos hacer algo sustancioso que represente una verdadera contribución. El concepto que se me ocurre es que construyamos un domo, una instalación redonda, en la Ciudad de México (o en algún lugar cercano), y luego cuatro o cinco domos más pequeños en el resto del país.

La admisión no sería con dinero sino con un sistema simbólico de combate a la extinción para salvar especies. Este proyecto está principalmente pensado para escuelas, niños y jóvenes, a quienes se invitaría a contribuir, por ejemplo salvando plantas de las zona. Damos boletos para entrar a esta bella experiencia con cristales líquidos. Es un proyecto a diez años […] La idea es que lo cuidemos y proyectemos películas y cristales líquidos […] Entramos en la vida cotidiana de la gente para interactuar ahí.

[…]

Lo que he dicho, en principio, es que hagamos el trabajo en relación al medio ambiente, yendo más allá de una obra de arte específica.

[…]

Hubo momentos en los que la situación demandaba pelear en contra de las armas nucleares, y luego la extinción y la ecología llegaron para abordar estos problemas. […]

La gente podría usar los domos para pasar tiempo en la naturaleza, para integrar a la naturaleza con la vida pública.

Estamos buscando el futuro del mundo. Comenzamos con los jóvenes, y cuando tengan doce, quince y luego veintiún años, pueden comenzar a participar en la política, y si tienen esta iniciación/introducción a los problemas clave desde que tienen siete años, representaría una gran diferencia para el futuro del mundo. Así que estaríamos saliendo de las salas de exposición, lo que fue el comienzo de parte de mi trabajo; poder realmente llevar a cabo estos potenciales y necesidades. Esta es una necesidad: introducir a los jóvenes a asumir responsabilidad. Al darles entrada gratis a los cristales líquidos, no sólo estamos intentando que hagan algo, les decimos “hagan algo y, a cambio, les daremos unos momentos sublimes con estos cristales”, y pueden regresar cuantas veces quieran. Si visitan el domo en una ocasión, eso no impide que regresen nuevamente, por el tiempo que quieran.

Gustav Metzger en noviembre 2012

¿Desde dónde podríamos generar nuevos vínculos para la enseñanza del arte o la arquitectura hoy?

Para empezar, me parece, desde espacios ajenos a la arquitectura y el arte… no es que no se hayan generado antes vínculos entre otras áreas con arte y arquitectura, pero me parece fundamental salir del ensimismamiento, continuar ampliando la mirada, renovar las prioridades desde donde el arte y la arquitectura impactan hoy en día para empoderar a las comunidades a las que se llega, mediante planteamientos artísticos que busquen alternativas autónomas, entre otras.

Boletín